martes, 4 de abril de 2017

LIFE (VIDA): SUSTOS EN EL ESPACIO

Parece increíble que una película que es, básicamente, ALIEN, pueda volver darnos tantos sustos, de manera que teníamos que recordarnos que lo que pasaba no era verdad y que las caras de angustia de la tripulación eran fingidas...¡pero muy bien fingidas!


La premisa es conocida: explorando unas muestras de tierra marciana hayan una pequeña célula viva que, estimulada, pronto comienza a reproducirse y crecer.

Pero el marcianito les sale rebelde y pronto crece sin control, alimentándose de todo lo que se le pone a tiro, tripulación incluida.


Como particularidad, la acción transcurre en la Estación Espacial, y por lo tanto en gravedad cero, lo que le causa a los humanos un handicap más a la hora de huir del resistente bicho que muta sin parar desde su forma original de estrella de mar.


Grandes actuaciones de todos los actores y un inteligente diseño del bicho que va mutando según crece.

Y, por supuesto, un aviso sobre los peligros que puede traer la investigación biológica descontrolada, provenga o no de otro planeta.


Para los amantes de los cómics, creo que se darán cuenta de la tremenda amenaza que supondría el personaje de STARRO -que ya se reimaginó cuando aparecieron los Aliens- si se le tratase de manera similar a este marciano.

1 comentario:

Teodoro Fdez dijo...

Hasta los cojones ando de la neofobia descotrolada en el cine del género, y esta película no es sino otro ejemplo.